Impaciencia es una virtud.

Desde Raheem Sterling, cuyo rendimiento extraordinario sobre el terreno de juego es solo su trabajo diario y cuyo esfuerzo real empieza en el momento en que sale de ella, hasta Jaden Smith, facilitando a las comunidades más necesitadas acceso a agua potable y Coco Gauff, convirtiéndose en la jugadora más joven en clasificarse para los torneos de tenis más importantes: lo bueno no se hace esperar. Porque cuando sabes lo que quieres, esperar no es una opción.

Comprar looks

Este es Raheem

Raheem Sterling está impaciente por cambiar el orden establecido y crear un cambio para la próxima generación de jóvenes futbolistas. No espera a que otros definan su legado, porque él mismo ya lo está creando.